Formaciones y entrenamiento personal

Hagamos del entrenamiento diversión y buenos resultados.

Deporte para la educación y contra el sedentarismo infantil.

Talleres de Natación

Puliendo un método propio te enseñamos los pasos fundamentales para mejorar en el nado.

Salidas en Grupo

Porque el deporte siempre es de equipo, porque el deporte siempre tiene un componente social. ¡ÚNETE!

sábado, 13 de septiembre de 2014

ACTITUD ANTE LA LESIÓN


Toda lesión o incapacidad para hacer lo que nos gusta, practicar deporte, tiene una influencia tanto física como psíquica en nosotros. Como consecuencia aparecerán diferentes reacciones emocionales que marcarán la incorporación de nuevo a la práctica deportiva. 

En los dos últimos años he vivido, tanto en mis compañeros como en mí, alguna situación de incapacidad para entrenar y/o competir que en todas las ocasiones ha tenido consecuencias psíquicas que por mucho que se disimule ante los demás van por dentro.

No hay que dar muchas vueltas, lo primero a hacer es aceptar el hecho para poder concentrarse en la recuperación.

Para ponernos en marcha con ella podemos tocar y analizar muchos puntos como los mecanismos del suceso, el momento, el alcance del daño, etc, pero la verdadera recuperación se encuentra inmersa en los sistemas reguladores de la personalidad.

No quiero quitar importancia a los procedimientos terapéuticos, rehabilitadotes y funcionales pero estos tendrán mayor o menor eficiencia según los acompañen los rasgos de la personalidad.
 

“DEBEMOS CONCIENCIARNOS QUE DURANTE UNA LESIÓN ES TIEMPO DE APRENDER” 

Dentro de los procesos mentales a todos nos viene a la mente la frase “se positivo” o “piensa en positivo”.Pero la eficacia de este pensamiento se ve mermada sin un rasgo sinergista a ello como es “LA VOLUNTAD” (aquello que nos lleva a la acción, a querer hacer algo, a querer superar el obstáculo que nos impide hacer deporte y que en el fondo, es aquello que queremos) 

Cuando nos encontramos ante una recuperación debemos tener en cuenta algunos aspectos  como los siguientes:


·        Buena comunicación con el entrenador, el staff  terapéutico y compañeros.

·        Automotivación

·        Ser accesible, flexible y asumir la conveniencia de la rehabilitación y del equipo rehabilitador.

·        Tener tolerancia al dolor y no desesperar pero sobre todo respetarlo. Respeta el dolor. EL DOLOR ES TU AMIGO. El dolor te avisa de si vas bien o vas mal.

·        Participación activa y consciente en todo el proceso. 



Para no enrollarme mucho podemos decir que la velocidad de recuperación está directamente influida por el tiempo en asimilar la situación, dedicar y tomarse el tiempo necesario a la recuperación, la motivación, las metas de logro a corto plazo y el mantener una actitud positiva al describir la lesión o incapacidad. 

“DURANTE UNA LESIÓN EL OBJETIVO ES RECUPERARSE”


En ocasiones nos encontramos solos, sin tener la figura de ese entrenador y los equipos médicos ya nos han soltado al mundo. En esta situación la voluntad y la motivación se hacen más importantes aún. Sin embargo, te aconsejo que siempre busques un apoyo, un mentor, un punto de vista que te ayude a ver las cosas y a dirigirte.

 

En cualquier momento del proceso de recuperación pueden aparecer actitudes y pensamientos negativos que no debes dejar que salgan adelante, debes neutralizarlos y transformarlos en algo positivo. En ocasiones viene bien tener escrita una lista de recursos para enfocarte en ellos y poder realizar la transformación. Puedes apuntar en ella sucesos que te han alegrado la vida, objetivos que quieres cumplir, agradecimientos que quieres dar, cualquier cosa que te haga sentir bien. Pruébalo y verás como la situación va cambiando. 

Aprovecha para poner al día todo lo que tenías pendiente haz del período de lesión un período de recuperación, crecimiento y puesta al día.

Se podría escribir mucho acerca del proceso de recuperación pero espero que este poquito os sirva como punto de partida para ayudaros si estáis en una situación similar o podáis ayudar a un compañero que se encuentre en ella.  

Os deseo lo mejor y que nunca estéis incapacitados. Si eso pasa que os repongáis lo más pronto posible (sin impaciencias) y mucho más fuertes que antes.

 

“El verdadero secreto para conseguir lo que desees es querer sin necesidad”


 

viernes, 29 de agosto de 2014

LA RESPIRACIÓN EN EL CROL. CUESTIÓN DE CABEZA



Uno de los comentarios más comunes cuando un principiante viene a nadar es la frase... “ se nadar pero mi problema es la respiración”. Por lo general al entrar al agua y empezar a moverse te das cuenta que su problema no sólo está en la respiración. 

Todos sabemos coger aire y soltarlo, la dificultad de coger aire y soltarlo en el medio acuático radica en que es de manera voluntaria y en el medio terrestre (en seco usando lenguaje de natación) es involuntario.

No está aquí el verdadero problema. En el estilo crol, saber coordinar el movimiento de la cabeza con la el resto de movimientos es lo que dificulta y rompe la dinámica del movimiento. La respiración si no se sabe coordinar, rompe la técnica.

 La respiración no es el primer paso, hay que saber tener la posición adecuada, llevar esta posición a ser más equilibrada e hidrodinámica, coordinar la creación de movimiento del estilo y posteriormente nos metemos con la coordinación de la respiración.

Si no tienes buena posición y no consigues ese pequeño detalle de deslizar es difícil coordinar correctamente la respiración y colocar la cabeza en la posición adecuada para ello. 

Así que, el secreto está en coordinar el movimiento de la cabeza con el movimiento del estilo.  

Esto lo comprenderemos y podremos trabajarlo teniendo en mente unas preguntas con sus respectivas respuestas: 

¿Cuándo sale la cabeza?  

Cuando la mano entra. Si respiras por la derecha en el momento que sientes que tu mano izquierda entra en el agua la cabeza acompaña al cuerpo para salir.  

Un error común es sacarla tarde debido a que la entrada de la mano es muy alejada y el brazo entra de golpe antes que esta. 

¿Cómo sale la cabeza?

Sale con la mejilla y un ojo dentro del agua. Es decir, está baja y en linea con el cuerpo, no está elevada. Esta posición permite que se forme una ola que genera el hueco para que la boca quede libre de agua y pueda inspirar. (ver fotos del esquema) 

El nadador por lo general, a no ser que quiera, no ve el paisaje. Al respirar ves agua por debajo y la lamina de superficie. Si continuamente ves la axila, el techo, la grada, etc algo va mal. 

¿Cuándo inicio la inspiración? 

Cuando el codo inicia el recobro. Cuando este empieza a salir
Es común que los nadadores principiantes al sacar la cabeza tarde inicien la inspiración cuando el brazo está en la mitad del recobro lo que dificulta una entrada correcta de este además de frenar el movimiento adecuado del rolido.

La inspiración es corta y más enérgica que la espiración. (yo les digo a mis nadadores que es como si te diesen un susto) 

¿Cuándo meto la cabeza? 

Antes de que la mano entre. Si respiro por el lado derecho la cara ya debe estar en el agua cuando la mano derecha entra en ella. 

Un detalle a pensar es que no quieres ver tu mano por el aire, la cara huye de la mano y no quiere verla ( a la cara le asusta la mano como he indicado en la inspiración)  

¿Cuándo suelto el aire? 

Nada mas meter la cabeza en el agua. Se suelta de manera continua, puede ser de un tiempo continuo o en tiempos por nariz y boca, boca, nariz pero de manera más pausada y larga que la inspiración ( ¿Te acuerdas del susto? La cara ha huido y ha entrado antes que la mano y ya se tranquiliza soltando aire). El uso de la boca puede facilitar el vencer la resistencia de agua al expulsar el aire. 

Como ejercicio valioso para trabajar esto, tenéis el famoso punto muerto de crol en el cual te puedes fijar en estos detalles salvo en el de cuándo sale la cabeza. Para ello tienes que hacer una modificación de ese punto muerto de crol y hacer un ejercicio de crol a un brazo con el otro pegado al cuerpo como el que se puede ver en el video que te enlazo (si tienes dificultad con la patada de crol puedes usar aletas para poder enfocar tu mente en la respiración y no en sobrevivir). 


A continuación os dejo un esquema resumen de lo indicado esperando que a partir de este momento tengáis buenas respiraciones junto a buenas brazadas

martes, 26 de agosto de 2014

"CINTA DE CORRER" ODIADA O AMADA.




La incorporación tras vacaciones al gimnasio ha hecho que me lleguen varios correos preguntando sobre la conveniencia o no de correr en cinta,  Por ello vuelvo a publicar este post de hace algunas fechas en donde comento algunas cosas a tener en cuenta sobre su uso.
La cinta de correr o tapiz rodante tiene sus inconvenientes y sus ventajas. Conocerlo, hará que se le pueda sacar el máximo partido y evitemos sobrecargas u otros problemas asociados.

Es un aparato para algunos infernal, para otros el "milagro lipolítico" y para los que saben sacarle partido se convierte en una buena herramienta.


(Foto hecha por Alex Ventura a Arnulfo Kimare. En encuentro Barefoot 2014)

Algunos de los “pros” que podemos encontrar en el trabajo en cinta son: 


  • Es una buena herramienta para iniciar a los alumnos en la carrera
  • Muy buena herramienta y prácticamente fundamental para corregir la técnica
  • Magnífica herramienta para trabajar la iniciación al natural running.
  • Excelente para trabajar la cadencia de zancada.
  • Permite al entrenador estar corrigiendo de manera constante y grabar con precisión para hacer un análisis biomecánico de la técnica
  • Si posees un espejo, frente a ella, existirá un mayor autofeedback para corregir la posición, ritmo y relajación.
  • El tapiz se mueve por lo que es mucho más fácil trabajar la técnica de tobillo reactivo y apoyo de metatarso que si lo intentas por la calle donde la mente se centra demasiado en avanzar.
  • Podemos tener un buen control de las intensidades ya que controlamos los parámetros velocidad y pendiente a nuestro antojo. Algo bueno para tener controlados a los principiantes y para seguir las progresiones de los más avanzados.
  • Las condiciones climatológicas no afectan el entrenamiento en ellas (aunque en épocas de calor es un sufrimiento si la instalación no tiene una buena climatización). Dentro de estas condiciones es destacable la ausencia de viento que muchas veces falsea el entrenamiento.
  • La música podemos considerarla una ayuda siempre que se tenga interiorizada la cadencia de paso óptima ( la música puede afectar a la cadencia). La cinta de correr o tapiz rodante nos da la ventaja de poder escucharla con ambos oídos pues no hay la incertidumbre ante imprevistos que puede haber por las calles.
  • Gran ayuda para el acondicionamiento cardiorrespiratorio sin verse interferido por el cansancio muscular de las piernas. (Explicaré esto en las cosas a tener en cuenta más abajo)
  • Se pueden hacer test de esfuerzo con las mismas condiciones ambientales.



Pasemos a hora a los “contras”:

  • Pueden llegar a ser aburridas y monótonas si no se les sabe sacar partido a nivel de variedad de estímulos y de conocimiento del trabajo técnico que se pueden realizar en ellas
  • La ausencia de aire aumenta la temperatura corporal considerablemente por lo que nos vemos obligados a hidratarnos mucho. (algo que si eres corredor popular es bueno pues te acostumbras a hacerlo). Además el sudor no es secado por el aire por lo que nos vemos obligados a estar pendientes de la toalla para secarnos de manera constante.
  • No todos los tapices están regulados igual e incluso su uso y antigüedad van haciendo que se falseen las velocidades. No es la primera vez que te subes a un tapiz que marca 12km/h vas con el “gancho” puesto, te bajas, subes al tapiz contiguo y te cuesta bastante menos a la misma velocidad.
  • Hay que cambiar constantemente las velocidades e inclinaciones para evitar lesiones por sobrecarga tendinosa y articular. Esto es como la gota de agua que cae siempre en el mismo sitio. Cuando corremos por la calle el terreno varía, nuestros ritmos se ven modificados por las circunstancias mientras que en un tapiz ir a la misma velocidad, misma inclinación se traduce en múltiples impactos en los mismos puntos articulares y mismas tensiones tendinosas.
  • Ver la televisión yo no lo considero una ventaja y lo considero más una distracción que puede perjudicar a la técnica.


Una vez visto estos puntos debemos tener en cuenta:


  • Las primeras veces sube poco tiempo y para de manera muy regresiva pues al principio da la sensación de mareo (eso de moverse sin desplazamiento no es muy bien asimilado en las primeras veces por el cerebro)
  • Varía constantemente la velocidad e inclinaciones para evitar exceso de estrés constante en los mismos puntos articulares y tensiones repetitivas en los mismos ángulos tendinosos
  • Si quieres simular la resistencia del viento corre con un 1% de inclinación pero...¡Ojo! No creas que poner más porcentaje simula un viento mayor. Subir porcentaje es subir cuestas. No es un llano con más viento
  • Mantén una buena hidratación
  • Ten en cuenta que deberías salir en ocasiones a correr al aire libre.
  • Si la cinta estuviese ante un espejo fíjate en tu técnica.
  • Si no conoces métodos de entrenamiento consúltaselo a tu entrenador o utiliza los programas que traen de serie los tapices.
  • Lo que si debe haber, es un técnico que te ayude a mejorar la técnica. Que te grabe, indique los cambios y te muestre lo que haces pues no siempre se corresponde lo que piensas que haces con lo que realmente ejecutas
  • Si tienes pulsómetro controla tus sesiones, si no, hazte con una banda emisora pues la mayoría de los tapices de hoy en día llevan receptores de pulso. Son un buen medio para autoevaluarte y controlar tus progresos.
  • Y sobre todo hazlo lo más divertido que puedas. Has probado alguna vez a andar o correr con los ojos cerrados, has intentado hacer carrera lateral o hacia atrás. ¿Crees que no se puede? Yo te digo que sí aunque todo esto es mejor que lo hagas bajo la supervisión de un entrenador.

Buenas zancadas a todos.

viernes, 22 de agosto de 2014

MEJORAR LA TÉCNICA. PRIMEROS PASOS A DAR



Nos encontramos en un período en el que la práctica deportiva popular está en auge y en especial el mundo de la carrera y del triatlón. Ese “boom” a desembocado no sólo en un deporte salud sino en un deporte reto en el que tanto las competiciones de distancias cortas como las de distancias largas  se están masificando, dejando incluso de lado, en ocasiones, la diversión y limitando el disfrute en el rendimiento propio y en una consecución de marcas o retos de ultradistancia.

Es ahí cuando empieza a aparecer la lacra de las lesiones y la ambición de mejorar. El deportista exprime el motor, pide más a sus estructuras corporales, se salta la progresión y se estanca o lesiona. Con algo de suerte se da cuenta de que hay algo más que falla, que no todo es apretar el cuerpo sino que hay que moverlo de la forma correcta para sacarle partido. El triatleta ya se ha dado cuenta, del aspecto técnico en la natación, hace tiempo y es ahora cuando se está preocupando de ese aspecto en el segmento de carrera. Poco a poco vamos siendo conscientes de que no es sólo salir a correr o tirarse al agua sino que hay que correr, nadar bien y que debemos reaprender a hacerlo. Debemos adquirir de nuevo la habilidad de correr, aprender a nadar y mejorar su técnica.

Es ahora cuando el corredor, el runner, se está dando cuenta que correr es una habilidad a dominar y no es sólo desplazarse sin más. 




A la hora de adquirir una habilidad técnica (correr y nadar son una habilidad) dos ideas deben quedar claras: 

  •  Pocos se cuestionan que tienen que intentar perfeccionar las acciones. No tienen la paciencia adecuada para llevar un buen proceso de aprendizaje y a ello le sumamos que no son capaces de dejar de tener razón y el coraje de probar algo que no han hecho antes. EL HACER ALGO COMO SIEMPRE YA SABES QUE NO CAMBIARÁ EL RESULTADO
  • Para mejorar y aprender algo debéis llevar mayor consciencia al proceso de aprendizaje. Abandonar la repetición mecánica y aplicar la comprensión e inteligencia al proceso. LA HABILIDAD NO ES TANTO EL REPRODUCIR COMO SABER DONDE ATENDER. ES IMPORTANTE COMPRENDER PARA APRENDER 

Por tanto, el dominio de una habilidad está relacionado con el desarrollo interior, con la atención, la comprensión, la personalidad y el autodominio.  

Para vencer los problemas del aprendizaje de una habilidad técnica debemos desglosar los problemas, convertir la acción compleja en partes sencillas y manejables. Algo que sobre todo es importante si somos entrenadores ya que debemos enseñar soluciones sencillas para una fácil comprensión.

Algo que no se debe olvidar es que la mayor atención no debe ser sobre la habilidad sino sobre uno mismo. Nosotros somos el instrumento más valioso para la consecución de una habilidad.
Cuando el alumno, el ejecutor se olvide del “hacer” y se centre en un pensamiento creativo de sus propósitos (al igual que debe hacerlo el entrenador para enseñar) será el momento en que se empiece a comprender la forma de aprender.  


En conclusión:


  • El primer paso es mentalizarse que se debe mejorar la habilidad. En ocasiones el alumno se pone a practicar y repetir sin seguir los pasos porque siente que, hacer eso, es mostrar debilidad. Esto es una estrategia cargada de errores que dará como resultado malos resultados.
  • Desglosa la habilidad en partes sencillas. “DIVIDE Y VENCERAS”. Cuando hayas aprendido a presentar los problemas de forma manejable habrás aprendido a aprender.
  • No te saltes pasos, no tengas vergüenza de parecer principiante. Experimentar, probar, implica darnos la libertad de equivocarnos.
  •  La habilidad debe ser enfocada como una actividad de autodominio y mejoría interior 
  • Trabaja desde la sencillez y no desde la simplicidad.
  • Comprende el proceso de aprendizaje. COMPRENDER PARA APRENDER

RECUERDA... 


NO TE CENTRES EN LO QUE HAY QUE APRENDER SI NO EN COMO APRENDES. EN MUCHAS OCASIONES EL PROBLEMA ESTÁ EN NOSOTROS (EL ALUMNO O ENTRENADOR) Y NO EN LO QUE APRENDER. 


NADIE NACE SABIENDO
Un abrazo a todos y buen aprendizaje.


lunes, 18 de agosto de 2014

DETALLES A TENER EN CUENTA EN EL SEGMENTO DE NATACIÓN EN TRIATLÓN



Son muchos los deportistas que programan su bautizo en triatlón en el período que se aproxima. Y por lo general, el segmento de natación es el que más incertidumbres y ansiedad genera.


Vamos a ver algunos detalles a tener en cuenta para que este segmento no se vaya al traste. Seguramente aquí no aparezcan todos los detalles y se os ocurran algunos otros a sumar para hacer que todo esté más controlado por vuestra parte pero al menos teniendo en cuenta estos, crecerán las posibilidades de que el segmento posea mayor garantía de éxito.

1- Para empezar, tened cuidado en zonas que no conocéis las condiciones de salubridad del agua con nadar los días previos para evitar posibles intoxicaciones.

2- Si entrenas el día antes con neopreno procura hacerlo con las suficientes horas de separación a la hora de competir pues es posible que en ese momento tengas que ponértelo húmedo si no has dejado horas para que se seque. El gran problema de tenerlo húmedo es la dificultad para ponérselo, que se ajuste al cuerpo e incluso la posibilidad de rajarlo por forzar ese ajuste.

3- Siempre hay que procurar meterse en el agua antes de competir. Sobre todo si eres de los que tienen problemas con la temperatura. Si ves que tu hora de salida va a hacer que esperes mojado no viene mal tener una manta térmica para cubrirte (ésta se la puedes dar a algún acompañante en el momento de ir hacia la cámara de llamadas)

4- Además, es importantísimo examinar la zona de entrada en el agua y de salida para evitar sorpresas del terreno. He llegado a ver cómo se pisaba una tubería, cómo se hacían daño en ligamentos de la rodilla al pisar un agujero, cortes por mejillones en zona de rocas e incluso un metatarso roto por pisar en mal sitio.

5- Es conveniente tener gafas nuevas o tratadas antivaho recientemente

6- Si se usa neopreno y las distancias son largas no olvides vaselina ( hay cremas antifricción que no dañan los neoprenos) o protegerte el cuello con un apósito para evitar rozaduras que luego molesten constantemente en la prueba

7- Las gafas mejor llevarlas por debajo del gorro, así evitas perderlas ante un golpe

8- Antes de la prueba busca siempre puntos de referencia para guiarte al levantar la mirada cuando vayas nadando en competición.

9- Ir a pies para mejorar el rendimiento en tu natación está bien pero evita tocar los pies no sólo porque molestes si no para evitar que puedas tener una luxación de alguna falange a causa de una patada



10- Si vas en paralelo a otro competidor o entre dos competidores procura ir a la altura de sus caderas. Más atrás estás expuesto a un patada, si te adelantas te expones a un manotazo o codazo. A la altura de las caderas, los muslos del otro competidor no te harán daño si te tocan. Es un punto donde es difícil que llegue un manotazo, una patada y en donde puedes aprovechar el efecto surf de la ola que genera el otro competidor.


Y SOBRE TODO, Y POR ESO LO PONGO EN MAYUSCULAS, REPETO A LOS DEMÀS COMPETIDORES.  No es comprensible el grado de agresividad y falta de respeto que se está viviendo hoy en día en este segmento donde se suple la falta de habilidad con golpes a diestro y siniestro.

Esto con aquellas cosas que vosotros tenéis seguramente en mente hará que vuestro segmento sea más llevadero y vacío de percances.


Buenas brazadas y buenos triatlones a todos.



viernes, 15 de agosto de 2014

TÉCNICA DE CARRERA Y BAREFOOT RUNNING

“NO CAIGÁIS EN EL ERROR DE CREER QUE QUITO LA ZAPATILLA Y YA ESTÁ”

Estamos en época de confusión del corredor y también del triatleta pues no deja de ser un corredor. Digo esto porque es la época en la que escuchamos conceptos como minimalismo, barefoot, natural running, drop, técnica de carrera correcta, etc.

Es curioso, pero al igual que los tatuajes, eso del barefoot no es algo tan moderno, si no todo lo contrario. Llevamos miles de años de esa moda. Lo que realmente se convirtió en moda moderna es la zapatilla con amortiguación que es la que lleva menos tiempo con lo que podemos denominar o debemos denominar homosapiens/homoerectus.



 Desde estas líneas quiero transmitir que no os confundan, el problema radica en que hemos olvidado cómo se corre pues hemos perdido en nuestro desarrollo ontogénico (crecimiento del individuo) la naturalidad de patrones motores de la carrera debido al sedentarismo y comodidades que tenemos en nuestra vida. Hemos olvidado la técnica correcta e incluso la hemos modificado por el calzado cómodo que nos han estado vendiendo. (observar la lenta y silenciosa tendencia de algunas marcas hacia calzado de menor altura y mayor flexibilidad)



Con esto no quiero decir que haya que tirar ese calzado, ni mucho menos. Quiero decir que hay que preocuparse por el movimiento, por la forma de correr, por la técnica adecuada, por correr bien y por cuidar la herramienta del corredor, los pies.

No es cuestión sólo de calzado, es también cuestión de cuidar nuestra postura y llevar esta postura correcta al gesto de la carrera, evitar torsos inclinados, tener líneas de fuerza de los centros de masas de diferentes partes del cuerpo alineadas en la vertical con el centro de gravedad y sobre el punto de máximo apoyo en el suelo con el pie (punto que cuanto más lejos esté de esa línea más papeletas tiene un corredor de tener lesiones).

La posición no surge de la noche a la mañana, los ejercicios adecuados ayudarán a mejorarla y cuando la consigas no pienses en tu apoyo, pasa a pensar en tu ritmo. Este va a ser importante para conseguir que las estructuras que generan fuerza por medio del mecanismo de estiramiento acortamiento del músculo sean lo más eficientes posible (para los no puestos en el tema fijaros la facilidad con la que saltáis a la comba. Esto se debe en gran parte a este mecanismo). Esos famosos 180 pasos minuto tienen su "por qué" fisiológico relacionado con eficiencia de las estructuras elásticas nuestro cuerpo.



Ahora bien, llegados a este punto todo debe salir fluido y relajado pues la relajación es clave para el movimiento, es fundamental para la correcta ejecución de la técnica y esto pasa por convertir el movimiento en un hábito. Cuanto más novato es uno en la ejecución de una tarea más piensa en ella y aparece lo que llamamos “parálisis por análisis”. No conseguiremos este hábito sin trabajo, sin los ejercicios posturales adecuados, sin los ejercicios técnicos adecuados, sin recuperar la naturalidad de movimiento que hemos perdido mal educando nuestros músculos y sobre todo, mal educando nuestros pies con calzado que lo oprime y deforma. (¿por qué no lleváis un corsé en vuestra columna o un collarín todo el día y sí un calzado que oprime y no deja funcionalidad al pie?)

¡Sí!, tras mucho leer, aparece el pie. Una estructura que ha evolucionado durante millones de años para ser una máquina de amortiguar, impulsar y soportar cargas. Un receptor asombroso de sensaciones que hemos ido deformando e inhibiendo con el sedentarismo, el calzado apretado lleno de capas y el mal uso. Un elemento de la anatomía humana que debe ser trabajado correctamente, preparado y recuperada su funcionalidad y forma natural. Si no es así, como corredor tendrás ciertas limitaciones y sobre todo si tu objetivo es ser un barefootrunner en el futuro es obligado trabajar tus pies.













El barefoot, no es sin más la consecuencia de un buen trabajo, una buena progresión en el entrenamiento de la técnica, de la fuerza de las estructuras que influyen en la biomecánica correcta que posee esa técnica. Porque, aunque no lo creáis, nuestro cuerpo ha evolucionado condicionado por la ciencia de la naturaleza, por la física y se ha adaptado a unas funciones que nos obligan a tener una forma correcta de nuestro cuerpo y movimiento para poder ejecutarlas correctamente. La carrera es una función humana, con una forma correcta marcada por esa función. Todo lo que se aleje de esa forma (técnica) es lesivo y nosotros lo hemos cambiado con nuestro calzado y nuestra actitud (no podemos echarle todo el peso de culpa a la zapatilla)


¡Pero ojo! No caigáis en el error de creer que “quito la zapatilla y ya está”, la zapatilla es lo último que vino, hay que empezar por lo que se perdió, “LA FORMA”, la forma correcta de correr, recuperar el pie y aplicar el principio de progresión. Un principio que nos saltamos a la torera y es el principal responsable de que las cosas salgan bien si se aplica correctamente.

Al igual que con la natación, he estado años indagando el cómo hacer mejorar el rendimiento de los deportistas en las habilidades del movimiento. Y sí, el correr es una habilidad que se aprende, no viene dada. Tuve la suerte formar de parte del equipo de fit-360 comandado por Alex Ventura quien me dio la oportunidad de conocer a uno de los mayores expertos en técnica de carrera, Lee Saxby. Entonces todo lo visto en los últimos años encajó. Para dato curioso, Lee sacó de una seria lesión a Chris McDougall (autor de “Nacidos para correr”) por cometer el error de correr creyendo que lo hacía de medio pie sin fijarse en lo demás. 




Pues bien, el equipo de fit-360® (www.fit-360.com ) trabajamos en conjunto con VIVOBARFOOT® en ir programando talleres de formación de técnica de carrera por diferentes provincias y creando escuelas de corredores con el objetivo de mejorar este aspecto y conseguir “MEJORES CORREDORES”. y ENTRENADORES que puedan hacer mejores corredores. (www.runningtrainingclinic.com )





En Madrid, que es donde yo me encuentro, he tenido la suerte de contar para este proyecto con un referente en tienda de triatlón y servicios relacionados como TRIATLÓN STORE (www.triatlonstore.es) donde ya hemos impartido clinics durante el año, iniciado una escuela del corredor.


Quiero terminar recalcando algo que digo a menudo últimamente y es que “el barefoot no te llevará a correr mejor pero correr mejor te podría llevar al barefoot” pues es para lo que el cuerpo evolucionó durante millones de años y que aún sigue latente en todos aquellos que no han perdido la naturalidad del movimiento como el ejemplo que siempre se pone de indígenas, kenianos y otras etnias que todavía viven alejados de la sociedad cosmopolita rodeados de la naturaleza.

Como consejo os lanzo la invitación de ser valientes como lo fui yo ya hace tiempo y comencé una vida loa más barfoot posible en casa y lo más minimalista posible en la calle pues no puedes pretender recuperar tus pies si sólo les dedicas unos minutos a la semana. Pero recuerda, todo tiene que seguir el principio de progresión.

Parece simple pero no lo es. Podríamos escribir folios sobre el tema y es que en realidad es algo sencillo apoyado en las verdades complejas de la ciencia como la física,la biomecánica y la antropología





 Buenas y naturales zancadas a todos.

jueves, 24 de julio de 2014

Presentación

Bienvenidos a este mundo maravilloso del deporte y la actividad física en el que espero acompañaros mucho tiempo como llevo haciéndo con otros deportistas desde niño.
Una vez discutí con una persona el concepto de deportista. Mi comentario fue que no era deportista y que los entrenamientos y resultados no la tenían que influir tanto en su vida personal. Reconozco que me equivoqué pues quería decir que no era profesional del deporte.
Todos los que somos aficionados a practicar un deporte somos deportistas bien a nivel amateur bien a nivel profesional y tenemos que ser capaces de saber cual es nuestro contexto para no frustrarnos y disfrutar de lo que estamos haciendo, ser felices con el deporte que practicamos y que aporte algo positivo a nuestras vidas.
Una de mis premisas como entrenador con mis alumnos es "HACER DEL ENTRENAMIENTO DIVERSIÓN Y BUENOS RESULTADOS" y uno de mis objetivos es que las personas "PRACTIQUEN, DISFRUTEN Y COMPARTAN EL DEPORTE".

Un abrazo a todos y buenos entrenamientos.