CLAVES PARA SER MÁS FUNCIONAL CORRIENDO. PARTE 1

21 Febrero, 2017 consejos - Educación - Entrenamiento - Running - Técnica
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Google+

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya hemos hablado de que movimiento es vida y correr es movimiento pero por mucha dosis de vida que proporcione el correr, no sólo de correr vive el corredor.

Cuando nos planteamos ser corredores y además queremos correr distancias considerables que van más allá de unos pocos minutos, hay detalles en la preparación de nuestro cuerpo que debemos tener en cuenta y en los que hay que invertir al menos unos minutos del día.

Correr es una habilidad funcional del ser humano, como funcional, en este caso, podemos entender que es una tarea o gesto que está enfocado a cubrir de la manera más correcta posible una forma vital de desplazamiento, con unas características biomecánicas determinadas y cuyos objetivos son variables ( una época era huir y perseguir, en otros momentos es jugar, hoy en día, es el uso en la práctica del ejercicio fisico, etc). Esta es una definición que he lanzado así al aire según iba escribiendo este post, el tema de funcional o no, da para discutir y no ponerse de acuerdo en muchos párrafos, post, charlas, ponencias y lo que queramos alargar las conversaciones al respecto, no siendo este el texto en el que lo voy a hacer.

Lo que debe quedar claro es que, correr es una habilidad que cubre la función de desplazarse de una determinada manera por los motivos X y que como un todo, tiene división en partes. Y como habilidad compleja, lleva asociada habilidades más simples que dependen de diferentes detalles.

“Hubo un momento en la historia del ser humano que correr te tenía que gustar sí o sí porque sino, no te gustaría nadas más”

DCIM100GOPRO

De entre muchos detalles que debemos controlar, vamos a tener en cuenta en un principio, al menos, los siguientes:

  • Vas a ser corredor y tu herramienta más importante son los pies. Debes prepararlos tanto en elasticidad, movilidad articular como en fuerza musculo-tendinosa sin olvidar que a nivel óseo también hay que cuidarlos y no estresarlos (no es la primera vez que por no llevar una buena progresión aparecen fracturas por estrés) . Y cuando hablo de pies, también incluyo la movilidad del tobillo en su capacidad de flexión dorsal y plantar ( lo que conocemos como extender y flexionar el pie) que es de suma importancia en la recepción y despegue de cada zancada. Por tanto, cuidar y fortalecer tu arco plantar irá acompañado de un buen trabajo de estabilidad y movilidad del tobillo.
  • El glúteo y glúteo medio son importantes para correr así que trabájalos y vuelve a activarlos. Estabilizan la cadera para que no te hundas en el apoyo y son controladores de la flexión de cadera. El cgluteo mayor también ayuda en la extensión de cadera en el gesto de zancada. Son los músculos del corredor, observa los grandes glúteos que tiene los velocistas y lo pobre que son los glúteos de los fuertes gorilas que no son corredores.
  • Una vida de trabajo sentado provoca acortamiento de flexores de cadera (músculos que ayudan a levantar la pierna adelante). Estos provocan ciertas desviaciones de columna y también en la pierna al apoyar en la zancada, así como mala posición al correr y otros trastornos biomecánicos. Por tanto, trabaja la elasticidad de estos músculos y la movilidad de la cadera. pero no sólo de reeducar los flexores de cadera vive el corredor, ya has visto en las lineas anteriores que los gluteos son importantes al igual que serán todos los músculos que afectan a esta articulación. En resumen, cuida la fuerza, estabilidad y movilidad de la cadera.
  • Y por último, como seres erguidos que somos, la postura es importante para correr. Las horas en posiciones cerradas en las dichosas sillas y otros vicios posturales nos encorban e inclinan adelante potenciando espaldas rísgidas con músculos inflamados y columnas nada móviles. Cuando hayas trabajado su elasticidad y movilidad dedica tiempo a fortalecer los músculos que mantienen la postura, tanto los de la columna desde la nuca hasta sacro como los del abdomen y oblicuos. Sí, los del oblicuo son importantísimos pues estabilizan la pelvis evitando que rote en exceso y tus lumbares sufran esa rotación. Una vez más observa el potencial de los oblicuos de los velocistas para ver lo importante de esta musculatura en los gestos de carrera y de esprint
  • La técnica es importante, revísala. Una mala técnica hará que emplees tu cuerpo de mala manera y vengan los problemas físicos.

He puesto la técnica como punto 5 pues está depende mucho de la buena postura que tengas, de lo móvil que sea tu cadera y tobillo, de lo preparada que esté la musculatura implicada en el gesto y la buena base que tengas en los pies.

Todo esto no te quitará demasiado tiempo y si eres corredor es bastante más importante que trabajar tus pectorales y bíceps. Realmente, la recompensa que obtendrás por ello merece el tiempo invertido. Localiza como hacerlo, ponte en manos de expertos, lee sobre ello y…manos a la obra.

Hay más claves para ir evolucionando en la mejoría de la técnica y capacidad física de la carrera pero debemos ir por partes y en progresión. Empezar haciendo que tu cuerpo se mueva y sostenga mejor, así como ver tu gesto técnico, es lo que resume la primera fase del proceso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Buenos entrenamientos para todos. Nos vemos corriendo

 

 

José J. Acosta

Acostadeentrenar

Comentarios

acostadeentrenar.com @JoseAcosta226 La competición debe ser la parte más divertida e instructiva. Lo duro, el entrenamiento, ya… https://t.co/PFuypgAK1m